This page is locked by an interpolator till analyzing the log files. Afinando números: el stock real de viviendas vacías supera los 2,3 millones | Casastristes.org

Afinando números: el stock real de viviendas vacías supera los 2,3 millones

El 'stock' de viviendas vacías en España supera los 2,3 millones de pisos, cifra muy superior a los alrededor de 675.000 inmuebles que calcula el sector, según el arquitecto y economista Ricardo Vergés.

Según señala en una información publicada en el último número del Observatorio Inmobiliario y de la Construcción, esta bolsa de pisos ha hecho que la deuda contraída por el sector inmobiliario con sus acreedores ronde ya los 450.000 millones de euros a los que habría que sumar otros 50 millones de euros diarios en intereses.

El experto aclara que el 'stock' comercial es un indicador "incompleto" al que hay que añadir aquel en fase de producción y con valor de garantía. Así, el conjunto de ambos 'stocks' en España a mitad de 2010, representaba unos 2,32 millones de viviendas, según Vergés.

En otras palabras, esta cifra sería igual a la diferencia entre la acumulación de visados de viviendas (4,77 millones de viviendas) desde abril 2002 y la suma de los registros de compraventas más la autopromoción (2,45 millones en total) desde enero 2004.

En este punto, Vergés explica que de las viviendas nuevas, un 80% son vendidas por sociedades mercantiles, mientras que el 20% restante se refiere a autopromoción, y que, a su vez, aproximadamente la mitad es vendida por autónomos o particulares.

Vergés calcula que de esos 2,32 millones de viviendas iniciadas pero no registradas a mediados de 2010, 1,30 millones estarían en construcción, ya sea en actividad (0,73 millones) o paralizadas (0,57 millones).
¿Y las viviendas que se esconden?

Las viviendas restantes (1,02 millones) se encontrarían terminadas e incluso algunas de ellas vendidas pero no registradas.

Ahora bien, un número desconocido habría sido registrado a nombre de empresas intermediarias y no por particulares, por lo que existiría un volumen significativo no contabilizado de viviendas terminadas y registradas y no obstante en espera de comprador final.

Para Vergés, 'stock' y deuda inmobiliaria son dos caras de la misma moneda, y recuerda que el saldo vivo deudor de las actividades inmobiliarias, constructoras y de intermediación publicado por el Banco de España, que era tan solo de 83.500 millones de euros al inicio de 2002, ha crecido "desproporcionadamente" hasta los 450.000 millones de julio de 2010, todo ello aparte de las hipotecas de los compradores.

Según argumenta, esta deuda se situó en 455.000 millones de euros a finales de 2007 y llegó a descender hasta los 365.000 millones, pero la intermediación operada en un 50% por bancos y el resto por cajas ha subrogado activo sin retasar, hasta alcanzar un saldo de 80.000 millones en servicios de intermediación, con lo que la deuda continúa siendo de entorno a los 145.000 millones.

Fecha: 
02/2011