This page is locked by an interpolator till analyzing the log files. Como un sistema productivo basado en ladrillo puede llevarse la economia de un pais | Casastristes.org

Como un sistema productivo basado en ladrillo puede llevarse la economia de un pais

El modelo productivo español basado en al construcción ha arrasado la economia del pais no ha sido solo un cuestión de la crisis. Actualmente tenemos dos problemas el paro y la banca española. De momento la banca es un pozo sin fondo para el govierno, llevamos 110.000 millones inyectados a la banca de dinero público, aunque sea en su mayoría en avales, quien diga que no nos cuesta nada miente solo hay que ver el sobreprecio que pagamos de los bonos pais que no paran subir, ahora sobre el 5,3 por ciento. Y para más rocambolesca operación quien está dejando este dinero al estado en su mayoría son los mismos bancos españoles a quienes sanea el estado y que obtienen dinero al 1% de interés del banco europeo y luego le dejan al estado al 5,3%. Entre todo, el problema español actual se resume en la falta de liquidez del sistema bancario español que esta ahogando familias y empresas. En el caso de las empresas está ahogando y afectando toda la industria incluso la no afectada por la crisis y por consiguiente aumentando el cierre de empresas y aumento de paro. Esta es la gran diferencia entre España y sus vecinos no tan afectados por la crisis. Desafortunadamente la recuperación no sera rapida ya que cambiar de modelo productivo no es tarea fácil y además la banca española puede ser una lastra para el pais. Las expectativas no son muy alientadoras, en Japón con una burbuja similar a la española en los noventa y con una modelo productivo mucho más solido que el español se tardo 11 años a recuperarse.

Referencias:
1. "Inyección de 110.000 millones a la banca" publicado en "El Pais" (25 marzo 2012)
2. "El BCE inyecta medio billón a la banca para evitar un colapso de liquidez" publicado en "El Pais" (22 diciembre 2011)
3. "Take It From Japan: Bubbles Hurt" publicado en "New York Times" (25 diciembre 2005)